LA IMPORTANCIA DE LAS LETRAS

lunes, 8 de marzo de 2010

Historia de la educación
Conclusión, reflexión, análisis o resumen.

Como sabemos la educación va de la mano con la evolución del ser humano, ya que todas las sociedades por más primitivas que sean se apoyan en la enseñanza. Podríamos asegurar que la educación asume su origen en las comunidades primitivas y el punto de referencia lo encontramos cuando el ser humano pasa de vivir un estilo de vida nómada a establecerse y ser sedentario; donde ya se beneficia de sus primeras labores, como la caza y la pesca, la agricultura y la recolección de sus alimentos y sobre todo de su supervivencia.

Alcanzaríamos a decir entonces, que La Pedagogía aparece en el momento en que se depuran técnicas y métodos, con el objeto de tener y aprovechar mejor el conocimiento, así como una herramienta para reflexionar los hechos educativos que cada momento histórico requiere.


Los métodos de enseñanza más antiguos se encuentran en el antiguo oriente: India, China, Persia, Egipto, así como en la Grecia antigua. Tienen un objetivo común, el paralelismo entre estas naciones radica en que la enseñanza se basa en la religión y en las tradiciones.

En los países occidentales, los sistemas de educación tienen su raíz en la tradición religiosa de los judíos y del cristianismo. Una secundaria tradición derivaba de la educación de la antigua Grecia, en donde Sócrates, Platón y Aristóteles, fueron los pensadores de mayor influencia en su concepción educativa. El objetivo griego era preparar intelectualmente a los jóvenes para asumir posiciones de liderazgo en las tareas del Estado y en la sociedad. En siglos posteriores, los conceptos griegos, servirían para el desarrollo de las artes, la enseñanza de todas las áreas de la filosofía, el cultivo del ideal y la promoción de la instrucción atlética (Las Olimpiadas).

Los romanos consideraban el uso de la retórica y la oratoria como aspecto fundamental. Los exponentes mas relevantes son: Quintiliano, educador del siglo I y Cicerón quién propone un ideal “Humanitas”, inspirada en la paidea griega, además impulsa la oratoria. La educación romana transmitió al mundo occidental el estudio de la lengua latina, la literatura clásica, la ingeniería, el derecho, la administración y la organización del gobierno.

Durante los primeros siglos de influencia cristiana, fueron fundadas muchas escuelas monásticas, así como municipales. La base de conocimientos se centralizaba en las siete artes liberales que se dividían en el "Trivium", formado por la gramática, la retórica y la lógica, y el "Quadrivium", que era compuesto por la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Exponente de esta época: San Isidoro de Sevilla.

Durante el siglo IX, los hechos importantes que se suceden en el Occidente europeo, es la aportación que lleva a cabo Carlomagno, que, reconociendo el valor de la educación, trajo de Inglaterra, al clérigo y educador Alcuino, para crear una escuela en el palacio de Aquisgram.

Durante la Alta Edad Media (s. XII), las ideas del escolasticismo se impusieron en el ambiente educativo de Europa Occidental. La Escolástica, que utilizaba la lógica para reconciliar la teología cristiana con los conceptos filosóficos de Aristóteles. Los Maestros escolásticos fueron el teólogo francés Abelardo, y el filósofo y teólogo italiano Santo Tomás de Aquino. La influencia de estos profesores atrajo a muchos estudiantes y tuvo una enorme incidencia en el surgimiento de las universidades del norte de Europa desde el siglo XII. La Primera fue la Universidad de Paris.

A lo largo de este período los principales lugares para aprender eran los monasterios, que mantenían en sus bibliotecas muchos manuscritos de la cultura clásica. La educación medieval también desarrolló la forma de aprendizaje a través del trabajo o servicio propio. A pesar de eso, la educación era un privilegio de las clases superiores y la mayor parte de los miembros de las clases bajas no tenían acceso a la misma.

El renacimiento fue un período en que el estudio de las matemáticas y de los clásicos llegó a extenderse, como consecuencia del interés por la cultura clásica griega y romana que aumentó con el descubrimiento de manuscritos guardados en los monasterios. El espíritu de la educación durante el renacimiento está muy bien ejemplificado en las escuelas establecidas por los educadores italianos, entre ellos destaca, Vittorino de Feltre. En las escuelas se introdujeron temas como las ciencias, la historia, la geografía, la música y la formación física. El suceso de estas iniciativas influyó en el trabajo de otros educadores y sirvió como modelo para los educadores durante más de cuatrocientos años. Entre otras personalidades del renacimiento que contribuyeron a la teoría educativa sobresalió el humanista alemán Erasmo de Rótterdam, el ensayista francés Michel de la Montaigne y el humanista y filósofo español Luis Vives.

En los inicios del siglo XVI, las iglesias protestantes surgidas a partir de la reforma propuesta por Martín Lutero, establecieron escuelas en las cuales se enseñaba a leer, escribir, nociones básicas de aritmética, el catecismo en un nivel elemental, y cultura clásica, hebreo, matemáticas, y ciencias, en lo que se podría denominar enseñanza secundaria. En Suiza, otra rama del protestantismo fue creada por el teólogo y reformador francés Calvino, cuya academia en Ginebra, fue un importante centro educativo. La moderna práctica del control de la educación por parte del gobierno fue diseñada por Lutero, Calvino y otros líderes religiosos y educadores de la Reforma.

Los católicos también siguieron las ideas educativas del renacimiento, en las escuelas que dirigían, o que promovieron, como forma de respuesta a la creciente influencia del protestantismo, dentro del espíritu de la Contrarreforma. Esa síntesis se realizaba en los centros de la Compañía de Jesús, fundada por el religioso español San Ignacio de Loyola en 1540, con la aprobación del papa Pablo III. Los jesuitas, como son conocidos los miembros de esta congregación, promovieron un sistema de escuelas que han tenido un papel preponderante en el desarrollo de la educación católica en muchos países desde el siglo XVI: la llamada "Ratio Studioron", que después se transformarían en las "Escuelas Pías", de San José de Calasanz.

El siglo XVII fue un período de rápido progreso de muchas ciencias y de la creación de instituciones que apoyaban el desenvolvimiento del conocimiento científico. Muchos educadores ejercieron una amplia influencia. El educador alemán Wolfang Ratke inició el uso de nuevos métodos para enseñar más rápidamente la lengua vernácula, las lenguas clásicas, y el hebreo. René Descartes, filósofo francés, remarcó el papel de la lógica como el principio fundamental del pensamiento racional, postulado que se ha mantenido hasta la actualidad como base de la educación en Francia. La importancia de la ciencia se manifestó en los escritos del filósofo inglés Francis Bacon, que fundamentó los procesos de aprendizaje en el método inductivo que anima a los estudiantes a observar y examinar de forma empírica objetos y situaciones antes de llegar a conclusiones sobre lo observado. El filósofo inglés John Locke recomendaba un currículo y una metodología de educación (que contemplaba la educación física) basada en el examen empírico de los hechos demostrables antes de llegar a conclusiones. El educador francés san Juan Bautista de La Salle, fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en 1684, estableció un seminario para profesores y fue pionero en su educación sistemática.

El educador más destacado del siglo XVII fue Jan Komensky, obispo protestante de Moravia, más conocido con el nombre latino de Comenio. En su obra "Didáctica Magna", escrita entre 1628 y 1632, remarcó el valor de estimular el interés del alumno en los procesos educativos y enseñar múltiples referencias sobre las cosas concretas, más que en sus descripciones verbales. Su objetivo educativo podría resumirse a una frase de la página inicial de "Didáctica Magna": "…Enseñar a través de todas las cosas a todos los hombres…", postura que se conoce como pansofía. Los esfuerzos de Comenio para el desarrollo de la educación universal le valieron el título de "Maestro de las Naciones".

El teórico educativo más relevante del siglo XVIII fue Jean-Jacques Rousseau, nacido en Ginebra. Su influencia fue considerable tanto en Europa como en otros continentes. En "Emilio", escrito en 1762, insistió en que los alumnos deberían ser tratados como niños más que adultos en miniatura, y que se debía atender a la personalidad individual. Entre las propuestas concretas estaba la de enseñar a leer en una edad posterior y el estudio de la naturaleza y de la sociedad por observación directa. Sus propuestas radicales sólo eran aplicables a los niños del sexo masculino: las niñas debían recibir educación convencional. El más influyente de los seguidores de Rousseau fue el educador suizo Johann Pestalozzi, cuyas ideas y prácticas ejercieron gran influencia en las escuelas de todo el continente. El principal objetivo de Pestalozzi fue adaptar el método de enseñanza al desenvolvimiento natural del niño. Para alcanzar este objetivo, consideraba el desenvolvimiento armonioso de todas las facultades del educando (cabeza, corazón y manos).

Otros educadores influyentes del siglo XIX fueron el alemán Friedrich Froebel, que introdujo la educación preescolar la cual se conoce como el “Kindergarten”, el filósofo inglés Herbert Spencer, que defendía el conocimiento científico como siendo el tema más importante a ser enseñado en la escuela. El filósofo y matemático francés August Comte, teorizador del positivismo social.

El siglo XIX fue un período en que los sistemas nacionales de escolarización se organizaron en el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, España y en otros países europeos. Las nuevas naciones independientes de América Latina, especialmente Argentina y Uruguay, miraron para Europa y los Estados Unidos buscando modelos para sus escuelas. El advenimiento de la educación pública se confunde muchas veces con el surgimiento de las repúblicas modernas, tal el caso de Francia, por ejemplo. La escuela pública, encargada de formar ciudadanos mediante una educación básica gratuita para toda la población, comenzó a difundirse de manera significativa en el siglo XIX.

En inicios del siglo XX la actividad educativa se vio muy influenciada por los escritos de la feminista y educadora sueca Ellen Key. Su libro "El Siglo de los Niños", escrito en 1900, fue traducido a carios idiomas e inspiró a los educadores progresistas en muchos países. Entre los educadores de mayor influencia cabe destacar al alemán Georg Kerschensteiner (Escuela del trabajo), el francés, Ovide Decroly (centros de interés) y a la italiana María Montessori. En los Estados Unidos tuvo una enorme influencia, luego extendida a todo el mundo, el filósofo y educador John Dewey. El programa de actividades que se derivaba de las teorías de Dewey fortalecía el desenvolvimiento educativo del alumno en términos de animación de las necesidades e intereses del mismo. Llegó a ser el método principal de instrucción durante muchos años en las escuelas de los Estados Unidos y de otros países. Todos ellos ejercieron amplia influencia en los sistemas educativos de los países de América latina. Contribuyeron al interés internacional por la educación soviética las teorías y prácticas pedagógicas que procedían de la ideología marxista-leninista, tan bien expresada en el trabajo de Antón Makarenko, un claro exponente de la rehabilitación de los delincuentes juveniles y de la educación colectiva durante los primeros años de la Revolución.

El siglo XX ha estado marcado por la expansión de los sistemas educacionales de las naciones industrializadas, así como por la aparición de sistemas escolares entre las naciones más recientemente industrializadas de Asia y África.

Acotación final:

Este resume a modo de conclusión, trata de llevar a cabo un ejercicio de autorreflexión, para poder comprender el contexto histórico de una manera mas accesible, que ayude a visualizar en poco espacio los acontecimientos del pasado y que analizándolos, puedan auxiliar a concebir una panorama concreto que sirva para comprender los momentos actuales por lo que pasa el proceso educativo en nuestro tiempo.

Para poder profundizar en cada una de las corrientes educativas que han surgido a través de la Historia y de sus exponentes, utilizando una de las herramientas mas significativas de nuestra época se ha creado un espacio en Internet, que ayudará a quienes estén ávidos de adentrarse en el fascinante mundo de la Historia de la Educación.


Asesor: Ma. Eugenia Vásquez de Santoyo
Luz del Carmen Vlasich De la Rosa.
Marzo 2010




Referencias bibliográficas
Abbagnano, N / Visalberghi, A. “Historia de la pedagogía”. FCE, México 2000.
Audio DVD, Vida y obra de Erasmo de Rotterdam.
Barceló, Joaquín. Selección de escritos de Erasmo de Rotterdam. Estudios Públicos, 61 (1996.)
Carranza S, Luís. Introduccióna la Filosofía. Edit. Juventud. La Paz – Bolivia. (1983).
Catholic.net Congregación para la Educación Católica: “Dimensión Religiosa de la educación en la Escuela Católica”.
De Zubiria, Julián. Tratado de Pedagogía Conceptual: Los modelos pedagógicos. Santafé de Bogotá: Fundación Merani. Fondo de Publicaciones Bernardo Herrera Merino, 1994.
Delumeau, Jean. La Civilización del Renacimiento. Editorial Juventud, Barcelona. (1977).
Dewey, John. La educación de hoy. Buenos Aires: Losada. 1957.
Dunan, Marcel; Mosca, Roberto. Historia Universal, T. II. Larousse. Ed. ANESA, Barc. (1974). Educared.net
El Positivismo. www. elpositivismo.blogspot.com
Flavell, J. La psicología evolutiva de Jean Piaget. Paidós, México. 1990.
Flores Ochoa, Rafael. Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogotá. McGraw-Hill, 1994.
Galindo, A. Pedagogos españoles contemporáneos, Madrid, 1951.
García G., Mario Dr. “Augusto Comte” UPN. Unidad 211, Puebla. Lic. en psicología educativa. Asignatura: El Estado Mexicano y los Proyectos Educativos.
Gómez Molleada, D. Los reformistas de la España contemporánea”. C.S.I:C., Madrid, 1967.
Gravissimum educationis, Vaticano II.
Grasso, Domenico, S. J. “El problema de Cristo”. Ed. Paulinas. México, 1968.
Gutiérrez, Zuluaga Isabel. , Historia de la Educación. , Editorial Narcea, Madrid, España, 1972.
Hughes, Phillipe. “A short History of catholic Church”. Ed. Herder. Barcelona 1981.
http://www.unesr.edu.ve/Publicaciones/Libro_Lucio/Contexto.htm 
http://didac.unizar.es/jlbernal/frein3.html
http://alpha.rec.uabc.mx
http://www.educacion.gov.ar.
http://www.educar.com.br
http://www.unesco.org 
Larrollo, Francisco. “Historia General de la Pedagogía”. Ed. Porrúa. México, 1960.
Marín M., F. El positivismo y las ciencias sociales. Republica Argentina. 1998.
McLaren, Peter. Pedagogía crítica. En: Corrientes pedagógicas. Manizales: CINDE. Mones, Jardi. Los modelos pedagógicos. Enc. práctica de la pedagogía. Ed. Planeta. 1988.
Natividad M. A. El positivismo y su relación con la educación. Octubre 2009
Orlandis, José. “Historia de la Iglesia, Iniciación Teológica”. RIALP. Madrid, 2001.
Pérez, A. Antonio. Historia de la Filosofía. Edit. Stylo. México D.F. (1948).
Pedro, Aquilino de. “Diccionario de términos religiosos y afines”. Ed. Verbo Divino, E, 2000.
Rico, Francisco. El Sueño del Humanismo: de Petrarca A Erasmo. Alianza Universidad, Madrid. (1994). Rivero, Antonio. “Historia de la Iglesia”. Contenidos de formación Integral. México, 2003.
Rosental, MM. Diccionario Filosófico. Edit. Pueblos Unidos. Buenos Aires – Argentina. (1990).
Santidrián, Pedro. “Diccionario breve de pensadores cristianos”. Ed. Verbo Divino. Nav, 1992. Tendencias pedagógicas contemporáneas. Ibagué: Corporación Universitaria de Ibagué, 1996.
The Catholic Encyclopedia, Copyright © 1907 by Robert Appleton Company, Online Edition Copyright © 1999 by Kevin Knight. Enciclopedia Católica Copyright © ACI-PRENSA. Nihil Obstat, March 1, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor Imprimatur +John Cardinal Farley, Archbishop of New York.
 www.filosofia.com
www.artehistoria.com
Zweig, Stefan. Erasmo de Rotterdam: Triunfo y Tragedia de un Humanista. Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona. (2005).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son muy importantes para nosotros, la retroalimentación facilita y mejora el aprendizaje. Gracias.

LA EDUCACIÓN CENTRADA EN EL RESPETO AL NIÑO

LA EDUCACIÓN CENTRADA EN EL RESPETO AL NIÑO
El juego su principal tarea